Ahorrar para la vejez – Parte 1: APV

La edad de jubilación, quien las administra, los montos entregados a las personas, y cuál es la expectativa de vida, son temas clave en la discusión sobre las pensiones en Chile. 

Así mismo, existen muchos conceptos que de seguro has escuchado, pero puede que no entiendas en su totalidad. Uno de ellos es el APV, o Ahorro Previsional Voluntario.

 

¿Y qué es un APV? Es una herramienta y un método de ahorro, cuyo principal objetivo es ayudar a mejorar el monto de las pensiones que recibirán las personas en edad de retiro. También, en algunos casos permite anticipar la jubilación. Al ser voluntario, cada quien elige cuánto, cuándo y dónde quiere poner su plata. Aunque está de más decir que deben ser instituciones reguladas y autorizadas a administrar este tipo de cuentas*. 

Todo esto en contraposición a la Capitalización Individual Obligatoria, más conocida por los chilenos como “imposiciones”. Que en simple, son esos descuentos mensuales que se les hacen mes a mes a todos los trabajadores desde su remuneración imponible. 

Otra gran diferencia entre un APV y la capitalización individual, es que el APV se puede retirar en cualquier momento de la vida del trabajador. Sin embargo, se recomienda, además de comenzar a ahorrar en una etapa temprana de la vida laboral, no hacer retiros de esta cuenta, para que el aporte a la pensión sea significativo, y para gozar de los beneficios tributarios.

Los APV se presentan en dos regímenes: A y B los cuales el trabajador que ahorra puede elegir. 

Algunos beneficios  tributarios

Como forma de incentivar el ahorro voluntario, el Estado premia a los trabajadores que abren APV, entregándoles bonificaciones en forma de aporte o de rebajas tributarias.

Régimen ARégimen B
El Estado entrega una bonificación del 15% de tu ahorro anual, con un tope de 6 UTM (Precio referencial de la UTM a enero del 2023: 62.000)

Por ejemplo: Si ahorras 500 lucas, al año el Estado te premia con 75 mil. Como el tope es de 6 UTM, el Estado nunca te dará 372 mil. 
Toda la plata que pongas en tu APV tiene una rebaja de impuesto a la renta entre un 4% y hasta un 35%, con un tope de hasta 600 UF anuales. (Precio referencial de la UF a enero del 2023: 35.000)

Por ejemplo: Si ganas 1 millón de sueldo líquido, paga un impuesto de $6.922. Pero si esa persona ahorra en su APV, podría pagar 2 lucas menos de impuesto mensual.
Beneficio del Estado se ve reflejado en el futuroBeneficio del Estado se refleja hoy, porque tu sueldo líquido aumenta al pagar menos impuestos
Si se realizan retiros antes de la edad legal para pensionarse, se reintegrará de la Bonificación el 15% de los fondos retirados a la Tesorería General de la República.En caso de retiro anticipado, el trabajador deberá cancelar una sobretasa al impuesto global complementario que está obligado a pagar o ser retirados como excedentes de libre disposición.

El trabajador que opta por el APV no está obligado a mantener un solo Régimen por el resto de su vida, de hecho, en ocasiones se recomienda ahorrar en ambos regímenes para tener mejor rendimiento. 

¡Stay Tuned! La próxima semana te contaremos sobre otras alternativas de ahorro para la vejez, 

*Qué instituciones están autorizadas para administrar APV:

– Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP)

– Compañías de Seguros

– Bancos

– Fondos Mutuos

– Fondos para la vivienda

– Corredores de bolsa

Aprende más sobre salud financiera

¿Qué son y cómo funcionan los Fondos Mutuos?

“¿Y estás invirtiendo en fondos mutuos?”. Seguro que algún amigo o colega te ha hecho esta pregunta.  Tu banco puede …

Ahorrar para la vejez: Parte 2: Otras alternativas de ahorro 

¿Y la Cuenta Dos? La Cuenta de Ahorro Voluntario o Cuenta Dos, aunque muy similar a un APV, funciona diferente, …

Ahorrar para la vejez – Parte 1: APV

La edad de jubilación, quien las administra, los montos entregados a las personas, y cuál es la expectativa de vida, …

Contacto

Nuestros amigos

Desarrollado con por Üin