Uin

Que las hormigas no se lleven tu platita

Seguro alguna vez decidiste que era buena idea tomarte un cafecito antes de llegar a la oficina, y pedir un Uber en vez de caminar esas cinco cuadras. ¿Por qué no? Tenías plata para hacerlo y te ibas a ahorrar unos cuantos pasos.

En medio del día se te antojó comer chocolate, así que fuiste al negocio de la esquina y compraste una barra, un par de galletas y otros dulces para tener de reserva. 

A los días, unos amigos te invitaron a comer. Pagaste tu comida e invitaste a los tragos. Además, te pusiste con la propina del garzón y volviste a tu casa en Uber. 

Excepto por la comida y el bar, cada uno de esos gastos no superaron los 5 mil pesos. Así que, ¿qué tanto daño podrían haberle hecho a tus finanzas? Bueno, bastante. 

Como hormigas llevando trocitos de pan hasta formar una gran pila, tus pequeños gastos se convirtieron en un gran monto, que a final de mes dejaron un gran hoyo en tu cuenta. Esos son los gastos hormiga. Casi indetectables a primera vista, por tratarse de montos pequeños, pero muy perjudiciales a largo plazo. 

¿Cómo saber si mis gastos son gastos hormiga? 

Quizás los realizas, pero no sabes cómo son, por eso te mostramos algunas características clásicas de los gastos hormiga, para que puedas identificarlos a tiempo: 

  • Son montos pequeños y por eso suelen pasar desapercibidos
  • Son recurrentes. Por ejemplo, el café de todas las mañanas o los cigarros
  • No son planificados y tampoco corresponden a gastos fijos
  • Están muy asociados a la frase “me lo merezco, para eso trabajo” (en esta categoría caben los “gustitos”) 
  • Si te cuesta controlar tus impulsos, es posible que incurras en muchos gastos hormiga 

Momento de ordenarse 

Sabemos que entre tantas responsabilidades y preocupaciones del día a día, es difícil llevar control sobre las finanzas. Pero es recomendable que al menos lleves registro de tus ingresos y egresos. 

Con esta técnica, a fin de mes podrás visualizar en qué estás gastando y priorizar entre aquello que es realmente necesario, y lo que puede catalogarse como gastos variables. Sí te ordenas y destinas una suma fija para ese tipo de gastos, se ajustarán al presupuesto. 

Para hacerlo más simple, te entregamos 5 tips que puedes seguir para evitar los gastos hormiga y llegar a fin de mes con plata a favor en tu cuenta:

  1. Haz un presupuesto para el mes e incluye un monto para gastos inesperados
  2. Aplica la regla del 50/30/20 (Destina 50% de tu sueldo a gastos fijos y necesidades, 30% para gastos no esenciales, y 20% para ahorro)
  3. Identifica tus gastos y regístralos (Ya sea en una tabla Excel, en una nota de tu celular, en una agenda o una App, te ayudará a ordenarte)
  4. Analiza qué tan necesario es gastar en ese “gustito” 
  5. Suma tus gastos hormiga de meses anteriores y pondera. Puede que te lleves una sorpresa que te haga querer cambiar de hábitos 

Con todos estos tips en mente, puedes comenzar a ordenar tus finanzas personales. Siempre ten en mente lo importante que es tener un colchón de ahorros en caso de enfrentar una emergencias. 

Para ahorrar e invertir con impacto, está Üin.

Aprende más sobre salud financiera

ÜinClass debuta con exitosa jornada en Ecomac

La salud financiera de los colaboradores es un punto clave para las empresas, tanto así, que actualmente muchos empleadores buscan …

El micro ahorro también es ahorro 

Es común que al pensar en ahorro, se consideren grandes cantidades de dinero. Por esta razón, muchas personas ni siquiera …

Cómo ganarle al Black Friday y vivir para contarlo

Las promesas de descuentos “nunca antes vistos e irrepetibles” son muy tentadoras, sobre todo en esta época en que destinamos …